Publicado el Deja un comentario

Vacaciones, de verdad


Vacaciones, días de descanso, reencuentros familiares y planes que normalmente no tienes tiempo de hacer… Si tienes vacaciones y quieres aprovecharlas para desconectar y descansar de verdad, te doy algunos consejos que te ayudarán.

Cuando era pequeña, las vacaciones siempre eran igual. Ir a la playa en Chiclana (Cádiz) y el resto del tiempo en la Viña que es como llamamos a las casas de campo en mi pueblo. Ahí nos reuníamos toda la familia para vivir en verano y aguantar mejor el calor gracias al entorno natural y a la piscina. 

Las vacaciones eran larguísimas, tengo que confesarte que hasta me aburría de no hacer nada. Ahora me doy cuenta de que eso era vida. Era conexión con la naturaleza, era paz, era familia. Y era todo aquello que ahora viviendo en una gran ciudad como Barcelona echo mucho de menos. 

Aunque intento llevar un vida lenta y consciente, estoy deseando que lleguen las vacaciones para hacer cosas pendientes que me hacen feliz. Lo sé. Y sé que también te lo he dicho a ti. Tendría que tener tiempo en mi vida para hacer esas cosas con normalidad pero no es así. Y a veces, esa intención me hace frustrarme y sentirme mal, porque acaban las vacaciones y no he descansado nada.

Si a ti también te pasa lo mismo te voy a dar unos consejos, que yo pienso poner en práctica, para conseguir disfrutar de las vacaciones, de verdad.

¿Empezamos por la maleta?

Si, yo era de esas que se iba dos semanas al pueblo con una maleta enorme cargadas de cosas “por si” hago esto o lo otro. Siempre me pasaba lo mismo, me acababa poniendo las mismas cosas más cómodas para todo, y como mucho uno de los modelitos extra. Desde que me pasé a la moda sostenible es cierto que compro mucha menos ropa, pero la que compro me encanta y no me importa ponérmela veinte veces en el mismo mes. Además como sigo teniendo todo lo que acumulé previamente todavía puedo permitirme el lujo de llevarme algún conjunto para alguna ocasión especial. Mi recomendación es la siguiente, cuanto más llenes tu maleta, más peso estarás cargando sobre tus hombros y en tu mente. Libérate de ese peso, haz un Marie Kondo en tu maleta y prioriza. Esto de tener que dedicir entre tres prendas que sirven exactamente para lo mismo cuesta un poco al principio, pero luego verás el espacio que ahorras. 

¿Y qué me dices de mantener los hábitos? 

En vacaciones es mucho más difícil mantener los hábitos. Es una realidad, pero tenemos que aceptarla. En vacaciones nos rodeamos de nuestra familia, amigos, etc… Probablemente de gente que no tiene nuestros mismos hábitos de vida diarios. ¿Eso debería ser un problema? Yo creo que no. Las vacaciones son para descansar. No digo que si cada mañana haces yoga y si tienes la oportunidad de hacerlo en vacaciones no lo hagas. Me refiero a que si te comes tres helados con azúcar más de la cuenta no te tortures por ello. Se imperfecto y flexible, disfruta e incluso intenta promover tus hábitos de vida entre familia y amigos. Te sorprenderá ver que algunos podrían ser bien aceptados. 

Organiza bien tus vacaciones, pero desconecta…

Da igual cuantos días duren tus vacaciones, lo importante es que te tomes un descanso, de verdad. Porque a veces estamos de vacaciones pero nuestra mente no lo está. Así que te recomiendo decidir previamente cuantos días serán e intentar vivirlos plenamente, siendo consciente de con quien los compartes, que comes, que actividades haces, etc… 

Y eso de las actividades es otro tema. Cargamos nuestras vacaciones de cosas que hacer, probablemente porque las hacen otros, están de moda en la zona, o si no sentimos que estamos perdiendo el tiempo. Pues alguien tiene que decirte lo siguiente: No hacer nada no es perder el tiempo. Es no hacer nada. Y es super bueno para ti y para tu mente.

Resumiendo…

Te parece que todos estos consejos son cosas muy obvias, bien, seamos sinceros: ¿Crees que de verdad los estabas aplicando? Si la respuesta es sí me alegro muchísimo. A mi me costó un tiempo llegar a ellos.

Además si tienes algún otro consejo quieras compartir con todos en comentarios te lo agradezco.  Como siempre sabes que te leo, y estaré encantada de escuchar tus propuestas para que todos tengamos unas vacaciones y una vida consciente.

¡Felices vacaciones imperfectas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *